Tunel de la Engaña y Cuevas de Ojo Guareña en bicicleta


El Túnel de La Engaña es un túnel ferroviario abandonado de 6.979 metros que se encuentra situado entre la Vega de Pas (Cantabria) y Pedrosa de Valdeporres (Castilla y León). Durante muchos años fue el túnel ferroviario más largo de España.
Su construcción formaba parte de un ambicioso proyecto creado durante la dictadura de Franco para crear una línea de ferrocarril entre Santander y el Mediterráneo. Costó 280 millones de las antiguas pesetas y se tardó 19 años en construirse (de 1941 a 1959), y finalmente nunca llegó a utilizarse. El proyecto se paralizó cuando estaba a menos de 50 km de Santander.

Fernandisco, Rafiki y Bicipoli, tres jinetes en busca del pasado.

Inicio en Espinosa de los Monteros, villa situada en las montañas de Castilla y León en su parte más septentrional.
Espinosa, está incluida entre los mejores conjuntos artísticos de la provincia de Burgos. Paseando por sus calles se respiran aires de otras épocas y en su plaza podemos encontrar numerosos restaurantes y comercios.








La ruta transcurre siempre por asfalto, siendo su desnivel no demasiado alto.

















Puerto de Las Estacas de Trueba.

Limite entre las provincias de Burgos y cántabria. Realizar la ruta en el sentido Norte-Sur es mucha más liviana que a la contra, ya que subir el puerto por la otra parte requiere de una gran condición física.












Tenemos por delante 9 km. de bajada en un zig-zag en el que se puede disfrutar de los paisajes que nos ofrecen las montañas cántabras.
















En los alrededores de ambas bocas se construyeron estaciones de tren y barracones para los obreros "presos en su mayoría"
















Antes de llegar al túnel, debemos pasar otros mas pequeños.

















Su longitud es de 6.976 metros, su anchura de 8 metros y su altura de 6,5 metros.
De sus 7 kilómetros de longitud, 6 km. discurren por Burgos y tan sólo 1 km. por Cántabria.















No llegó a utilizarse nunca debido a influencias por parte de altos cargos en el gobierno franquista procedentes del País Vasco. A pesar de esto, muchos camiones lo atravesaron cuando las grandes nevadas obligaban a cerrar el Puerto del Escudo, pero en octubre de 1999 quedó bloqueado tras un desprendimiento en su interior.












Pequeño desprendimiento, el gran derrumbe se encuentra mas adelante.

















El kilómetraje viene indicado cada 100 metros mediante letreros escritos en la pared derecha.

















Parece ser que el derrumbe se ha propiciado por la falta de una armadura consistente que compacte el hormigón: no se utilizó forjado metálico en su construcción, sino sólo una capa de hormigón de muy mala calidad, con síntomas de aluminosis.
Posteriormente, el estado del interior del túnel se ha ido agravando hasta llegado el punto de quedar prácticamente incomunicados los dos extremos, debido a que dicho desprendimiento se está haciendo cada vez más grande. Actualmente se puede atravesar a pie ó en bicicleta (las únicas maneras de hacerlo) aunque en su estado actual, transitar por el interior del túnel entraña cierto peligro.





Los 200 últimos metros se encuentran encharcados, se puede pasar por ambos lados mediante unos peldaños, pero estos se encuentran en mal estado, por lo que es conveniente llevar chanclas si no queremos mojarnos los pies.














Salida del túnel por la boca sur.

Según el proyecto, su construcción debería haber durado 4 años y medio. Finalmente, se tardaron 8 años en perforar la infraestructura (finalizada en la primavera de 1959).
Dichas obras de perforación comenzaron en 1951 por la boca sur (Burgos) aunque pocos meses después se iniciaron por la boca norte. El propósito era poder atacar el túnel simultáneamente por las dos bocas, con una producción diaria de 3 ó 4 metros, de tal forma que en esos 4 años y medio se viera concluida la obra.






Primero, todo el esfuerzo recayó en los contingentes de presos que fueron llegando al valle.
Lo construyeron sin apenas maquinaria 150 civiles y unos 500 presos republicanos del cercano campo de concentración de Valdenoceda que “redimieron sus penas” con trabajos forzados.












El número de fallecidos varía dependiendo de la fuente consultada. Las cifras van de 11 a 20 pasando por 15 y 16. Por regla general, estas muertes fueron la consecuencia de la caída y el desprendimiento de piedra a causa de la humedad y las perforaciones. Al mismo tiempo, muchos obreros quedaron marcados para siempre por la silicosis.











Pintada reivindicativa en la pared de la estación.


















Estación sur, desde este punto y hasta Pedrosa de Valdeporres, restan 6 km.

















Aquí encontramos un bar donde podemos almorzar algo.
Tras coger fuerzas nos dirigimos en visita obligada a las espectaculares cuevas de Ojo Guareña.















Las Cuevas de Ojo Guareña situadas al norte de la provincia de Burgos, con sus más de 100 km. de galerías subterráneas forman el complejo kárstico más grande de España y uno de los mayores de Europa.














El complejo Kárstico de Ojo Guareña esta formado por 18 cuevas principales con más de 100 km. de desarrollo de los cuales 89 Km. se encuentran conectados, entre si, a través de distintas galerías y distintos niveles formando varios pisos que originan un gran laberinto de cuevas.













La única cueva visitable es la Cueva y Ermita de San Bernabé , está abierta al público desde 1996 esta situada en el enclave paisajístico e histórico más emblemático de la zona.















Tras visitar este espectacular lugar, nos dirigimos hacia el final de ruta, situada a tan solo 12 km.

















Durante el recorrido no han faltado prados y arbolados donde poder descansar.

















De nuevo y tras 70 km. nos encontramos en Espinosa de los Monteros, donde damos por finaliza una de las rutas mas apasionantes que se pueden hacer por el norte de Burgos.
Todo esto a Julio de 2009.
















video
Video momentos de la ruta























Pincha en la ciclista para descargar el track:



Nombre animado Pedro 03

11 comentarios:

  1. Veo que sigues en la brecha(como no podia ser de otra manera)y ademas animas a los compañeros .Un saludo de vuestro amigo el de la cheira.

    ResponderEliminar
  2. Una ruta muy guapa. Aunque yo no cruzaría el tunel estando en esas condiciones.

    ResponderEliminar
  3. Un saludo Susonauta, la verdad es que razon no te falta pero bueno teniendo en cuenta que el derrumbe se produjo en 1999 y a dia de hoy sigue en las mismas condiciones, las posibilidades de que ocurra algo son miniñas, ahora bien, todos sabemos que en esta vida cuanto mas arriesgas mas posibilidades tienes de dejar de pisar este mundo.

    ResponderEliminar
  4. Aupa Alfredo, que pasa tio, si te quieres venir sabes que no tienes problemas, hay una bici esperandote y si no te traes la moto. Venga chaval cuidate. y vuelve pronto al curro ¡Coño!. ¡Que me aburro!.

    ResponderEliminar
  5. Es una pena que no se arregle el tunel aunque sólo sea por respeto por los trabajadores muertos durante la obra. Estoy seguro que no sería muy costoso asegurar las zonas con más peligro de derrumbarse. Otra vez. Como me gustó esta ruta.

    ResponderEliminar
  6. Hola de nuevo Bicipoli. Ya ves que sigues siendo fuente de inspiración para mí.
    He cruzado el túnel en un par de ocasiones hace varios años. ...a pie. Una experiencia!
    Para este próximo mes de junio-11 trataremos de repetir el recorrido que propones con las bicis si el estado del túnel nos lo permite.
    Un fuerte abrazo, y mil gracias por compartir este blog tan repleto de sugerencias, Iñaki.

    ResponderEliminar
  7. Un saludo Iñaki, la verdad es que es una ruta muy bonita aunque un poco arriesgada por lo que entrar en el tunel supone, ya sabes que el tunel se encuentra totalmente abandonado ya que a nadie parece interesarle el mantenerlo en buen estado, ahora eso si, es una de las rutas mas bonitas que se pueden hacer por el norte de Burgos, otro suludo amigo Iñaki.

    ResponderEliminar
  8. Saludos de nuevo, amigo Bicipoli. Una ruta muy recomendable si no fuera por la peligrosidad del túnel. Hemos hecho el pasado 19-jun-11 el mismo recorrido que propones cambiando el asfalto por caminos en algunos tramos. ...¿el túnel? Igual que tú lo describes. No ha cambiado. Cuando llegas al desprendimiento parece que el túnel esté bloqueado por completo, sin embargo, encaramándose hasta la bóveda con la bici al hombro es posible franquearlo. Eso sí, la posibilidad de un nuevo desprendimiento, o de un movimiento de las rocas ya desprendidas al escalarlas lo hace potencialmente muy peligroso, por lo que hay que ser consciente de los riesgos que se asumen antes de adentrarse en su mágica oscuridad. En mi caso, ha sido la tercera vez que lo atravieso (las dos anteriores a pie) con la sensación de que probablemente sea la última. Ojalá me equivoque y pueda hacerlo dentro de unos años, con mis hijos, y con la tranquilidad de atravesar un túnel de La Engaña seguro y recuperado en beneficio de los amantes de aquel precioso entorno y en memoria de los que dejaron su vida durante su construcción.

    ResponderEliminar
  9. Estimado amigo Koko, tu relato me hacer vivir de nuevo el dia en el que junto con un amigo lo atrevese, cierto peligro si que tiene, asi que lo escrito por ti, servira sin duda alguna a los futuros aventureros que osen entrar en el mitico tunel, por mi parte decirte que no creo que entre de nuevo, ya que la segunda vez seria una temeridad, aunque a decir verdad no se si sere capaz de cumplirlo ya que siempre me pasa lo mismo "vuelvo a los lugares que te suben la adrenalina", un saludo amigo Koko.

    ResponderEliminar
  10. Pues creo que, de momento, va a ser difícil cruzarle de nuevo. Este año está impracticable. Tengo una casa cerca de allí y este año no me he atrevido a hacerlo. El desprendimiento tiene demasiada piedra suelta y parece que la bóveda se te va a caer encima. Sigue inundada la parte final del túnel por la zona de burgos pero son pocos metros. Si te adentras en él, el frío y la humedad se te meten en el cuerpo y no hay manera de sacarle. Ojo Guareña sigue igual. Tiene un entorno precioso y la cueva siguen enseñándote 400 metros. O sea, una porquería.

    ResponderEliminar
  11. Me da pena lo que me cuentas, pues esto va a acabar en que va a ser impracticalble y muchos ciclistas se lo van a perder, lo de las cuevas me imagino que sera asunto de presupuesto, la verdad es que con visitar el entorno muchos ya nos damos por satisfechos, al ser este precioso, Un saludo Papillon.

    ResponderEliminar